11222017Headline:

Ángeles Heim, la castense que estuvo a unas cuadras del atentado en Barcelona

Ángeles Heim en la RAMBLA, lugar del atentado en Barcelona

Ángeles Heim es una castense que hace 7 años vive en España y 3 en la ciudad de Barcelona. Esta corresponsalía tomó contacto con ella para dialogar sobre el luctuoso atentado en ese lugar, que dejó como saldo la muerte de 13 personas y decenas de heridos.

En la tarde de ayer, en diálogo telefónico con este medio la “castense de pura cepa” como le gusta decir, dio detalles de cómo se vive luego de este atentado y otras cuestiones que resultaron interesantes consultar.

“Antes que nada quiero transmitir tranquilidad, estamos bien, en el momento del atentado mi marido Pablo estaba en nuestra casa y yo trabajando en la oficina. Fue alrededor de las 17, sólo puedo hablar de lo personal y en situaciones así se viven con tristeza, miedo, incertidumbre y emociones encontradas y juntas.

Estaba trabajando y nos saltó el alerta, no recuerdo si fue por la red social Twitter u otra y comenzamos a seguir las noticias. No podíamos creer lo que estaba pasando, mi trabajo está a unos 10 cuadras aproximadamente de La Rambla, un lugar al que voy todas las tardes y lo que más me estremecía de la situación era eso, cada vez que culmino mi tarea laboral es el lugar que elijo para ir a tomar un café o descansar”, comenzó diciendo.

“Uno ve que estas cosas pasan en otros lugares, que está ajeno a todo esto pero cuando ocurre en tu ciudad, en tu hogar no lo podés creer y de estas situaciones se sacan fuerzas, se aprende y la vida sigue”, dijo. Consultada por cómo se vive por estas horas en Barcelona, (cabe recordar que a las pocas horas del atentado se frustró otro en la ciudad de Cambrils), señaló que “hasta muy tarde se oyeron sirenas y ruidos a helicópteros, hay muchos centros sanitarios con heridos hospitalizados y varios de ellos en estado crítico.

Luego nos enteramos que más tarde en Tarragona se frustró otro ataque y también se habla de que hubo una explosión y que puede haber más. Las noticias son muy variadas y no me atrevo a decir si es cierto, pasaron muchas cosas en poco tiempo, por ejemplo en Finlandia hubo otro ataque (por el de ayer) y se habla de ello. Puedo decir que el clima en Barcelona es muy normal, me levanté a las 7 como todos los días para ir a trabajar, me tomé el metro que es como el subte en Argentina y funcionó de manera normal, de hecho todos se mueven por transporte público porque cuesta usar los vehículos y al estar parado por varias horas el transporte y las autopistas cerradas se convirtió muy difícil pero luego se normalizó”.

Consultada si estaban avisados de que podía existir algún tipo de atentado y seguir alguna especie de protocolo, Ángeles narró que para nada, “no sabíamos nada, no sé si existe un protocolo ante esta situación, ninguna ciudad está preparada para estas cosas, no sabíamos cómo actuar porque no estamos preparados. Estamos en plena temporada y hay muchos turistas, es una de las ciudades más visitadas de España y es mucha la gente que anda por las calles”.

Por otra parte dijo que al salir del trabajo debió tomar un taxi para regresar a su casa, otras personas eran buscadas por algún familiar u otros caminando, pedían no circular por las calles del centro. “Estábamos temerosos y muy atentos pero la realidad también dice que con miedo”, acotó.

La Rambla. El lugar del atentado.

María de los Ángeles reiteró que visita todos los días el lugar donde se produjo el ataque. “Somos afortunados de poder contar, si bien no estuvimos presentes en el lugar cuando fue el atentado, sentimos esto en carne propia. Trabajo a unas 10 cuadras y todos los días de lunes a viernes cuando termino voy a caminar, a pasear, a desconectarme, a tomar un café con una amiga o mirar vidrieras y la verdad que me estremece y la casualidad que esto sucedió a las 17, porque dos horas más tarde me hubiera encontrado allí, agradezco a Dios y al igual que otra gente, de hecho un amigo me contaba que estuvo unas horas antes del hecho, para que se imaginen es como si vivieras en Buenos Aires y fuera la Avenida Corrientes o la Plaza de los Congresos, es un lugar que estoy diariamente”.

Por otra parte resumió que, de apoco, todo está volviendo a la normalidad, “la vida sigue, es verdad que uno está más sensible pero tenemos que cumplir con las obligaciones, con algunas precauciones. Hoy hubo una multitudinaria manifestación para expresar y emocionó mucho, pero todo continúa bastante normal”, culminó diciendo Ángeles Heim.

En las siguiente fotos enviadas por Ángeles Heim se ven Av. DIAGONAL , Playa de Barceloneta al fondo (atardecer)
Casa de las Punxes y Y las dos ultimas de La Sagrada Familia por dentro.

Compartir

Artículos relacionados