05302020Headline:

Detuvieron a un contrabandista de cigarrillos: transportaba más de 10.000 atados

La Policía de la Ciudad detuvo en el Peaje Dellepiane II a un hombre de 25 años que violaba la cuarentena obligatoria y transportaba de manera ilegal en su camioneta utilitaria más de diez mil atados de cigarrillos, valuados en más de un millón de pesos.

Personal del Destacamento de Autopistas que realizaba un control poblacional sobre la Dellepiane, mano a la Ciudad de Buenos Aires, le pidió días atrás identificación a un hombre que circulaba con una camioneta Renault Kangoo de color gris. El individuo no tenía cédula azul para manejar el utilitario y poseía un permiso para transportar sólo alimentos.

Ante este panorama, los efectivos, en presencia de dos testigos, verificaron la carga del rodado y encontraron doce bultos, de 40 por 30 centímetros cada uno, lo cuales contenían un total de 1.150 cartones de cigarrillos de tabaco con la denominación de Eiffel, es decir, más de 10.000 atados de cigarrillos

Al consultar con el Juzgado Nacional en lo Penal y Económico Número 5, a cargo del Doctor Amarte y ante la Secretaría Número 9 de la Doctora Nicocia, se procedió a la detención del hombre y su traslado a la Alcaidía 1 Bis de la Policía de la Ciudad.

Además, se secuestró la camioneta y la mercadería, que fue llevada a la Comisaría Vecinal 7 A, donde fue verificada por un agente aduanero, que la tasó en 1 millón de pesos.

Industria tabacalera

El secretario general de la Federación de Obreros de la Industria del Tabaco, Juan Martini, expresó el lunes su «preocupación» ante «la inactividad industrial» por la que atraviesa el sector, en el marco del aislamiento social por el coronavirus, y denunció «la creciente venta de cigarrillos truchos».

«Frente al grave flagelo de la Covid-19 y las restricciones para evitar los contagios, las fábricas están cerradas y la producción paralizada», dijo Martini a Télam, para agregar que a más de 40 días de iniciado el aislamiento social, preventivo y obligatorio, dispuesto el 20 de marzo pasado, «se impone hallar la forma de reiniciar las tareas, por supuesto, sin romper las restricciones impuestas por las autoridades nacionales».

En ese sentido, el dirigente gremial propuso, por ejemplo, alternativas de acuerdo con autoridades y empresarios para trabajar en turnos y distanciamiento social.

Martini también señaló su «preocupación» porque al no funcionar las líneas de producción «es ya evidente la ausencia de cigarrillos en los kioscos de distribución y es del mismo modo inocultable el crecimiento de los cigarrillos truchos».

«Si las fábricas no producen es imposible abastecer el mercado. Ya es evidente esa realidad por la ausencia de stock de las empresas, lo que pone en riesgo las fuentes laborales. En los últimos meses hubo casi mil cesantías», enfatizó.

Para el dirigente sindical, esa situación genera «pérdidas económicas millonarias» para el Estado por «la no recaudación de impuestos al tabaco, ya que el 80 por ciento del valor de cada paquete del producto es impuesto», puntualizó.

Las dos grandes empresas industriales en el país son Massalin Particulares y British American Tobacco, que emplean a casi un millar de trabajadores y fabrican más de 1.500 millones de atados por año.

Compartir

Artículos recientes