12112017Headline:

Eduardo Castex, 109 años creciendo en el noreste pampeano

Hoy Eduardo Castex arriba a los 109 años de su fundación, una localidad ubicada al noreste de la provincia de La Pampa en la intersección de la Ruta Nacional Nº 35 y Provincial Nº 102.

Nació como Colonia Castex y años más tarde pasó a llamarse Eduardo Castex, en honor al agrimensor que donó las tierras para la construcción de esta pujante ciudad, en ella se quedaron familias unidas en la diversidad cultural y la adversidad climática y dispusieron ‘aquí nos quedamos‘ para formar la tan representativa Aldea Gringa de su escritor más relevante.

Si bien en el último censo (2010) indicó que son 9.470 los habitantes residentes, esa cantidad de población creció mucho más, por diferentes factores pero no hay número exacto ni oficial.

Esta localidad, una de las más importantes de la provincia y cuenta con la primera Fiesta Provincial, es la del Trigo organizada por el Racing Club desde hace más de seis décadas es además cuna del reconocido poeta y pedagogo Juan Ricardo Nervi.

Otros de los eventos importantes en la localidad es la Expo Cástex, llevada adelante por el otro club, Estudiantil, donde según entendidos es una de las muestras agrícola – ganadera, industrial y de artesanos más importante del centro del país.

En la actualidad existen cuatro escuelas primarias, la 227, 195, 55 y de media jornada 251, también la escuela especial 4 y tres colegios secundarios: el Manuel Belgrano, el Juan Humberto Morán y el Licenciado Hugo Peinetti.

Plaza

Como toda localidad latinoamericana la plaza cumple un lugar destacado en la comunidad, fue construida en el centro y su alrededor los principales edificios públicos y tienen lugar diversas actividades comunitarias y culturales.

La historia de nuestra plaza nace en el año 1915 donde nace su primera referencia gráfica, cuando era poco más que una manzana baldía, estaba rodeada por un alambrado y un cerco de arbustos bajos, también tuvo un molino para la provisión de agua destinada al riego de este gran espacio, dicho molino fue inaugurado en noviembre de 1919.

Ese año se construyó y diseño la plaza de Eduardo Castex, el espacio público se parquizó y los primeros bancos fueron donados por los vecinos. Fue así que el 12 de octubre formando parte del Día de la Raza se inauguró oficialmente la plaza castense que fue denominada presidente Hipólito Irigoyen, quien era presidente de la Nación.

También se construyó una lujosa escalinata de mármol con un palco artístico y en el centro una columna con luces colgantes (la placa de bronce que acreditaba el nombre de la plaza y la fecha de bautismo inicial se encuentra actualmente en el museo local).

En 1931 se suprimió el alambrado, se ordenó la construcción del cordón de la vereda y así se transformó en el paseo obligado de la población castense.

Con el Golpe de Estado de 1930 y el radicalismo proscripto, la plaza cambió de nombre a ‘Juan B. Justo‘ en 1933; mientras que en la década del ’40 se designó el nombre actual ‘Plaza San Martín‘.

En 1962 bajo la gestión de Ludi Ranocchia se llevó una importante remodelación en el espacio público, y en ese marco se construyó un arco para sostener el mástil y el Busto de San Martín se colocó en el centro de la plaza. El arco y la fuente existente fueron diseñados por Gerónimo y Livio Curto.

En 1971 los jóvenes del club Leones construyeron el Cucú, que es identificatorio por su majestuosidad de nuestra ciudad, el más grande del país.

La última remodelación que se mantiene hasta la actualidad se llevó a cabo en el 2007 en la gestión de Luis Ordóñez a través de un concurso resultando ganador el arquitecto castense Rubén Suppo, continuando su remodelación con el actual intendente Julio González, con el cambio de baldosas y demás

Compartir

Artículos recientes