04062020Headline:

El argentino internado por coronavirus en Japón «no tiene más el virus»

El argentino que fue internado en Japón por contagio de coronavirus a bordo de un crucero amarrado y en cuarentena en el sur de ese país, «no tiene más el virus» ya que dio «negativo» el último test, informaron fuentes del Ministerio de Salud de la Nación, en tanto China informó de al menos 1.770 muertos y y 70.548 infectados por el Covid-19.

El último test dio negativo. No tiene más el virus. Vamos día a día a través de las informaciones que tenemos de Japón y el Reglamento sanitario internacional. El argentino está bien», informaron las fuentes.

Ante la consulta de si el argentino seguirá internado, las fuentes señalaron que entienden que le deben seguir haciendo «isopado» aunque por ahora esto es sin confirmación.

Además del adulto en tratamiento, otros siete argentinos siguen en cuarentena a bordo del crucero Diamond Princess, amarrado en el puerto japonés de Yokohama, donde luego de 1.219 test se detectaron a hoy 355 infectados entre más de 3.700 personas que había a bordo cuando las autoridades niponas decretaron la cuarentena el pasado 3 de febrero.

La cuarentena a bordo del Diamond Princess concluye el próximo miércoles, 19 de febrero.

Estados Unidos procedió este lunes a repatriar a sus 380 ciudadanos y familiares que estaban en cuarentena a bordo de un crucero en el puerto japonés de Yokohama, y en el que permanecen otras 3.000 personas, entre tripulantes y pasajeros.

Además de los estadounidenses repatriados, otros 44 que estaban en el Diamond Princess y dieron positivo en las pruebas del nuevo coronavirus permanecerán en hospitales de Japón donde han sido internados, según recogen los medios locales.

En el momento de decretarse la cuarentena había a bordo del Diamond Princess unos 1.200 pasajeros japoneses y en torno a 2.500 de otras 56 nacionalidades, entre ellos los ocho argentinos, de acuerdo con datos del Ministerio de Sanidad.

Asimismo, había otros cinco argentinos entre 1.455 pasajeros y 802 tripulantes que desembarcaron de un crucero de la Holland America Line que amarró en Camboya, luego de comprobarse que no había, en principio, afectados por el coronavirus.

Antes de Camboya, cinco países, Taiwán, Filipinas, Guam y Tailandia, le habían denegado amarras al crucero de la Holland por el temor al Covid-19.

Por su parte, el gobierno de Malasia anunció el domingo que no permitirá que atraque en sus puertos ningún crucero que proceda o haya hecho escala en China para prevenir contagios de COVID-19, luego de que se detectara en Kuala Lumpur el coronavirus en una estadounidense que estaba entre los desembarcados en Camboya.

«Sabemos que el barco había desembarcado en Hong Kong por una noche antes de partir el 1 de febrero para un viaje de 14 días por Asia Oriental. Por tanto, hay una posibilidad de contacto entre los pasajeros y la población de Hong Kong, donde algunos podrían haber estado expuestos al virus», explicó la viceprimera ministra Wan Azizah Wan Ismail en rueda de prensa, según Efe.

La funcionaria se refirió a la estadounidense de 83 años que dio positivo el sábado de COVID-19 en un control en Kuala Lumpur, tras haber viajado desde Camboya, donde había atracado el crucero Wasterdam.

En tanto, catorce argentinos residentes en la ciudad china de Wuhan, epicentro del Covid-19 en China, serán trasladadas a Kiev, Ucrania, este martes, donde quedarán en cuarentena por 14 días y, de no tener el virus, regresarán al país, según la Cancillería Argentina.

La Comisión Nacional de Sanidad informó hoy que ya se han registrado en China al menos 1.770 muertos por Covid-19, del que se han diagnosticado 70.548 casos de contagio.

La fuente aseguró que, hasta la pasada medianoche local (16.00 GMT del domingo, 13 hora argentina), había 10.644 casos graves, mientras que 10.844 personas habían sanado, informó Efe.

Añadió que se ha realizado el seguimiento médico a 546.016 pacientes en contacto cercano con los infectados, de los cuales 150.539 siguen en observación.

Por su parte, tras semanas de silencio y de críticas desde las potencias occidentales, el presidente chino, Xi Jinping, dijo que tomó las primeras medidas para contener el coronavirus en los primeros días de enero, cuando aún no se había declarado oficialmente el brote, según un discurso oficial publicado hoy por los medios oficiales del país.

Xi dijo que dio la primera orden de contención a gran escala «para controlar el nuevo brote de coronavirus» en la ciudad de Wuhan durante una reunión del Politburó, el máximo órgano del Partido Comunista, el 7 de enero pasado, según un discurso difundido que lleva fecha 4 de febrero, citado por la agencia de noticias DPA.

Las autoridades chinas prohibieron además el desplazamiento de vehículos -excepto los de emergencia- en la provincia de Hubei, epicentro de la epidemia de coronavirus COVID-19 y se ordenó el cierre de todos los lugares públicos no esenciales, según una circular emitida por el gobierno provincial y recogida por la agencia de noticias oficial, Xinhua, agregó DPA.

Así, unos 60 millones de personas deberán permanecer aisladas en sus hogares excepto por causas de fuerza mayor. (Télam)

Compartir

Artículos recientes