07212019Headline:

El eclipse solar del martes será parcial en La Pampa

El jefe de Oftalmología del hospital Molas advirtió que mirar fijamente el sol durante un eclipse puede dañar la retina. “Si la gente está mirando con cosas no permitidas les puede hacer mal. A uno no le duele la lesión pero el daño aparece horas más tarde”, dijo.

El próximo 2 de julio se podrá ver un eclipse total de sol en todo el país. Se trata de uno de los eventos naturales más espectaculares que se pueden disfrutar en el planeta. En algunas partes del país, la luna cubrirá todo el disco solar por un par de minutos. Desde San Juan hasta Buenos Aires, pasando por San Luis, Córdoba y el sur de Santa Fe, se podrá observar que, por dos minutos, el día se transformará en noche.
En La Pampa, desde las 17:40 se podrá apreciar el fenómeno pero será solo parcial y por unos 30 segundos.

El jefe de Oftalmología del Hospital Dr. Lucio Molas, Guillermo Aragón, explicó que “el problema en la zona de La Pampa es que el eclipse será parcial, por lo que no tendremos ningún cambio llamativo. Parecerá como si se está nublando pero se está produciendo una imagen en media luna, es decir como medio sol, pero no se puede ver, por ello hay que usar filtros. En los lugares donde el eclipse es total, desde San Juan hasta Buenos Aires, ahí quedará oscuro, a las cinco de la tarde se verá como si fuera a la 1 de la mañana y por ello no se usa filtro”.

El especialista alertó sobre los inconvenientes que puede provocar en la vista mirar el eclipse sin una protección adecuada. “Si la gente está mirando con cosas no permitidas les puede hacer mal. A uno no le duele la lesión pero el daño aparece horas más tarde. No hay un dolor que alerte del peligro”, aseguró Aragón en diálogo con Contacto.

Informó lo que no se debe hacer: mirar directamente el sol, usar placas radiográficas, mirar el eclipse con instrumentos ópticos, cámaras, binoculares, telescopios, etc. Tampoco hay que usar varios lentes de sol superpuestos para observar o el vidrio ahumado. Asimismo no hay que dejar a los niños observar sin supervisión de un adulto con instrucción en los métodos de visualización.

Lo que sí se puede hacer es usar máscaras de soldar con soldadura eléctrica, que no sean autógenas. Se puede usar lentes certificados a la venta en ópticas, que tienen un costo aproximado de 200 pesos. También se puede ver en forma indirecta cuando se proyecta el sol sobre un fondo blanco, se trata de una luz que se proyecta a espaldas del espectador con agujeros estenopeicos.

Aragón comentó que mirar fijamente el sol durante un eclipse puede dañar la retina. Este es un órgano que se encarga de la detección de los estímulos luminosos y la transmisión al cerebro. Este efecto nocivo sobre los fotorreceptores (células que ven la luz) ocurre sin dolor ante la exposición a la radiación solar directa y sostenida. Provoca disminución de la visión y alteración de la percepción de los colores y las formas.

Aseguró que “el daño es irreversible. Es una lesión en la parte central del ojo que se llama mácula. Produce un agujero macular y es como si en la retina hubiésemos hecho con un sacabocado un orificio. Cuando uno ve con esa lesión no se puede ver lo que se fija pero sí todo lo que está alrededor. Se pierde la visión central”.

Datos de interés

Un eclipse solar total ocurre cuando la Luna se interpone entre la Tierra y el Sol. La sombra que proyecta la Luna sobre la Tierra se llama umbra, y quienes se encuentren dentro del área de esa sombra podrán observar un eclipse solar total. En otros sectores del país se podrá ver un eclipse solar de forma parcial. Esto ocurre porque, por la posición de la Luna, en algunas partes tapará solo una parte del Sol. Quienes puedan ver este fenómeno se encuentran en el área de la penumbra.

El ancho de la franja central de la umbra varía de eclipse a eclipse y depende del lugar de la Tierra donde ocurra. En el eclipse del 2 de julio la franja de la umbra tendrá 130 km de ancho y 1320 km de largo aproximadamente. Cruzará nuestro país en diagonal de oeste a este a una velocidad de casi 3,5 kilómetros por segundo.

Zonas

Este martes desde las 17:40 se podrá apreciar el fenómeno en nuestro país, pero hay zonas más privilegiadas que otras.

Argentina y Chile serán lugares privilegiados para presenciar el eclipse total de sol que ocurrirá el 2 de julio con una duración de cuatro minutos y medio. Quienes no puedan apreciar el fenómeno en esta ocasión, la próxima oportunidad será el 14 de diciembre de 2020.

Puntualmente, la franja de este eclipse se verá en el centro del país a las 17:40 y tiene 201 kilómetros de ancho: bajará desde Chile por San Juan, La Rioja, San Luis, Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires. Pero en cada una de dichas provincias habrá lugares privilegiados para apreciarlo.

En La Pampa el fenómeno no será tan perceptible ya que se irá nublando pero no se oscurecerá el día como en los puntos más destacados para apreciarlo.

Entre los lugares más destacados figuran:
– En Buenos Aires: Chascomús, Junín y Rojas.
– En Córdoba: Río Cuarto, Alcira, Villa Dolores, General Deheza, General Cabrera y La Carlota.
– En Santa Fe: Venado Tuerto y Murphy.
– En San Juan: Rodeo, Jáchal y la zona norte del Gran San Juan.
– En La Rioja: Chepes.
– En San Luis: Merlo.

El Diario

Compartir

Artículos recientes