09212019Headline:

En La Pampa la policía sólo podrá demorar por 6 horas a las personas y dejarán usar los celulares

A partir del 10 de diciembre, cuando asuma Sergio Ziliotto al frente del Ejecutivo, se marcará un punto de inflexión en la historia de la Policía de La Pampa, con el tratamiento de un nuevo régimen para el personal policial que termine con la ley de facto, mientras que en la actualidad se profundizará sobre la orgánica.

Por lo pronto el actual ministro de Seguridad y futuro jefe del bloque del PJ en Diputados, Julio Tato González, adelantó que trabajan en «nuevos paradigmas» para la fuerza junto al jefe de la fuerza, Roberto Ayala, que van desde la instrucción de los aspirantes hasta los protocolos mismos. En ese sentido, el funcionario adelantó que además de incorporar materias obligatorias en género y derechos humanos, se cambiará la ley que promueve detenciones por hasta 24 horas: Ahora sólo serán 6, y los demorados podrán usar hasta su celular.
González se refirió a los cambios que vienen y analizó el tramo final de su gestión en diálogo con el programa Periodismo Turno Mañana (Kermés). Allí sostuvo que desde el Ministerio a su cargo «venimos trabajando con el Comando Jefatura para incorporar en este proyecto algunos paradigmas nuevos en cuestiones de seguridad. Estas modificaciones van a ser presentadas para que prontamente sean tratadas”.

Quien tuvo que reemplazar nada menos que a Juan Carlos Tierno y bajar los niveles críticos de confrontación, dejó en claro que «habrá una serie de modificaciones y regulaciones que tienen que ver con la policía y se irán adaptando. Seguramente para la futura gestión quedará tratar el régimen para el personal policial, primero vamos por la ley orgánica”.

“Hace un tiempo se creó la AIC, donde participa el personal en casos de delito, en lo que tiene que ver con el esclarecimiento y la recolección de pruebas. La idea también es jerarquizar el Instituto Superior Policial, más allá de que la currícula ya ha sido modificada para agregar como materias obligatorias la temática de género y derechos humanos”, agregó en Radio Kermés.

A la hora de brindar ejemplos, graficó que la ley actual establece un plazo de 24 horas dentro del cual una persona puede ser demorada, aunque con los cambios a instrumentar se bajará a 6 horas y la persona podrá estar comunicada. «En los casos en que la persona tenga un celular lo va a poder hacer, si no lo tiene se le facilitará la posibilidad de todas maneras de poder llamar a quien lo requiera”, indicó.

Fuente Dos Bases

Compartir

Artículos recientes