12152018Headline:

Llegó el “Protocolo Bullrich” y La Pampa cierra la puerta

El jefe de la Policía de La Pampa, Roberto Ayala, confirmó a dosbases que la provincia recibió en las últimas horas una comunicación del Ministerio de Seguridad de Nación para conocer la opinión y la posible aplicación del nuevo protocolo para el uso de armas de fuego de las fuerzas de seguridad, pero en principio la idea choca de lleno con las premisas que se les inculcan a los “marrones” pampeanos. “Recibimos la comunicación y lo estamos analizando en conjunto con el Ministerio, pero desde ya ponemos en tela de juicio ciertos aspectos y principalmente el hecho de disparar contra un sospechoso en fuga. Nuestros cadetes aprenden a proteger la vida y las personas”, dijo el titular de la fuerza.

El debate está instalado, pero en paralelo al cómo actuarán las fuerzas de seguridad, existe la intención del gobierno nacional de forzar a las provincias que se sumen al plan diseñado por Patricia Bullrich. Por eso, 2b analizó con las autoridades pampeanas el horizonte que se abre con esta nueva norma. El Gobierno nacional oficializó tras la cumbre del G20 el nuevo reglamento general para el empleo de las armas de fuego que les otorga mayor libertad a las fuerzas frente a un “peligro inminente”, que puede ser “actuar bajo amenaza” o ante la presunción de que el sospechoso tenga un arma letal. Además, habilita a emplear el arma en caso de fuga para lograr una detención. La Pampa es tajante en este sentido: “se actúa bajo el artículo 34 del Código Penal”, referido a la legítima defensa.

La Policía de La Pampa tiene su reglamento que se rige por una norma jurídica de facto del año 81. Más allá de eso, posee una clara Ley Orgánica en la que resalta la premisa de defender la vida y usar las armas de fuego siempre como última opción. “La nueva reglamentación tiene un punto clave con el que no acordamos referido al impedimento de fuga. Si hay algo que le enseñamos a nuestros policías es que jamás deben disparar por la espalda durante una huida. Somos claros en eso: se debe procurar la aprehensión de la persona que se escapa y sólo usarse el arma en caso de peligro real para un tercero o el propio policía, es decir forzando que arroje el arma”, explicó Ayala.

El jefe de la Policía explicó que en La Pampa “sí es habitual que nuestros policías saquen el arma tomando precauciones”, y añadió: “Esto quedó de manifiesto en el reciente procedimiento del Grupo Especial, donde dos agentes resultaron gravemente heridos, pero sus compañeros lograron ingresar al lugar en el que se hallaba el tirador y los forazaron a arrojar el arma, sin necesidad de disparar”.

Igualmente, en lo formal, Ayala dejó en claro que la Jefatura y el Ministerio a cargo de Julio González analizan la respuesta al gobierno nacional, aunque reconocen que la idea de Bullrich choca de frente contra la idea integral de la seguridad para los pampeanos.

Dos Bases

Compartir

Artículos recientes