05212018Headline:

Messi, indignado con el hincha argentino: “No somos valorados; nos dicen pechos fríos o cagones”

El astro argentino también consideró que “un buen Mundial” para el seleccionado argentino de fútbol “sería estar entre los cuatro mejores” del certamen y valoró el trabajo que viene haciendo el último campeón del mundo, Alemania.

A menos de un mes del comienzo del mundial, Lionel Messi rompió el silencio y aclaró que “un buen Mundial” para él y el resto de sus compañeros sería “estar entre los cuatro mejores” del certamen. Cabe recordar que hace tan solo cuatro años, la gran mayoría de estos futbolistas que integrarán el plantel argentino en Rusia, lograron alcanzar la final ante Alemania en Brasil.
En esa línea, sin embargo, el capitán del conjunto albiceleste se lamentó de que el hincha argentino no valore el esfuerzo del equipo y que se los trate a los futbolistas como “‘cagones’ o ‘pecho fríos'” después de haber disputado tres diferentes finales en cuatro años.

“Hacer un buen Mundial sería entre los cuatro mejores. Argentina, mínimamente, merece estar ahí por la historia que tiene”, aseguró Messi en una entrevista con TyC Sports a pocos días del inicio de la Copa del Mundo.

Desde su casa en Barcelona, el “10” agregó que “costó muchísimo llegar hasta esa instancia” en el último Mundial de Brasil 2014 pero que tienen que “volver a estar ahí”. “Somos los primeros que queremos ganar por el hecho de haber estado tres finales y no haber podido ganar ninguna”, dijo.
Y continuó: “Es un peso que llevamos nosotros mismos y que deseamos superar, un deseo de todos los que venimos esta última década o llevamos tiempo en la Selección”. En esta oportunidad, La Pulga lo jugará bajo las órdenes del también santafesino Jorge Sampaoli, a quien Messi catalogó como una persona que “todo lo que hace lo vive con intensidad”.

“Siempre está al máximo. Te da toda la información que necesitás antes de un partido y después es más de trabajar con intensidad y de hacer todo lo que se hace siempre al cien por cien”, destacó sobre Sampaoli, que hace menos de un año está al frente del seleccionado.

Por otra parte, consultado por los candidatos al título en Rusia, Messi nombró a Brasil, Alemania, España y Francia, aunque puntualmente valoró el sistema de trabajo y el proyecto de los últimos campeones del Mundo. “Ojalá fuéramos como ellos”, señaló.
Al parecer, la herida de perder la final en el Maracaná en 2014 todavía no cerró para el rosarino que confesó que si pudiera cambiar algo de ese partido hubiera sido su definición que se fue apenas al lado del palo izquierdo del arco defendido por Manuel Neuer.

“Viendo el video me di cuenta que no le pegué bien. Me gustaría volver a tener esa situación”, deseó el astro que también lamenta que esta generación no sea tan valorada en nuestro país. “Solo en Argentina pasa que un equipo que llegó a tres finales no sea valorado. En cualquier otro lugar sería valorado pero nosotros somos ‘cagones’ o ‘pecho fríos'”, apuntó.

En cuanto a lo personal, el crack de Barcelona afirmó que su “objetivo no es ser el mejor de la historia” sino que quiere superarse a sí mismo cada temporada. “No me interesa ser el mejor de la historia, no me lo propuse nunca. Cada vez que empieza un año intento superarme, ganar todo y dar el máximo para mis compañeros. No me cambia nada ser el mejor de la historia”, afirmó.
En esa línea, al mismo tiempo agregó que “Quiero superarme siempre y no compito con nadie porque no juego para ser el mejor de la historia. Cuantos más títulos gane al final de la carrera, mejor. Y, obviamente, ganar con la selección sería lo máximo porque no se nos dio”.

Por otro lado, Messi reafirmó su compromiso con el Barcelona y aseguró que no necesita irse “a otro equipo para demostrarle nada a nadie”. “A la hora de decidir es muy difícil salir de Barcelona”, sentenció.
Para terminar, el astro aceptó que el Real Madrid “tiene algo que es solo de ellos”, en referencia a esa mística en la Liga de Campeones de Europa, certamen que ganaron doce veces y el próximo 26 de mayo buscarán la 13ra.

“Real Madrid tiene a los mejores del mundo posición por posición. A veces, juegan mal y ganan. A nosotros (por Barcelona) nos cuesta muchísimo más. Por ejemplo, en la última, contra Roma nos relajamos y nos mandamos un ‘cagadón'”, concluyó.

Compartir

Artículos relacionados