11222017Headline:

Para “congelar” precios, ya se compran pasajes al Mundial y el boom es ir vía Paraguay

Los hinchas comenzaron a reservar vuelos baratos a Moscú. La mayoría sale de Asunción y hace dos escalas para gastar un 35% menos. Los paquetes con hotel y traslados arrancan en $ 65.000. La demanda explotó tras el triunfo ante Ecuador y se mantiene.

Faltan tres semanas para el sorteo del Mundial y todavía se ignora en qué ciudades jugará la Selección. Pero los hinchas argentinos, decididos a seguir “a todas partes” a su equipo, ya empezaron a hacer sus reservas para “congelar” los mejores precios y asegurar así su viaje a Rusia. Todo al menor costo posible y en cuotas sin interés.

La ola comenzó en la noche del 10 de octubre, minutos después de que el conjunto nacional derrotara a Ecuador y confirmara su participación en la Copa del Mundo. Así lo registraron las principales agencias de viajes. En Despegar, por ejemplo, las búsquedas de viajes a Rusia crecieron 800% y las reservas, un 50%. En Almundo el salto llegó a 400% y 250% respectivamente. En Atrápalo, el interés pasó a ser 667% mayor, y algo similar notaron otras empresas.

Los operadores coinciden en que, por ahora, la mayoría está comprando sólo pasajes de avión, con alta disposición a hacer largos viajes con 2 o 3 conexiones, con tal de bajar el costo.
Comentan en Despegar que más del 80% de las reservas fueron de vuelos y que la mayoría reservó el viaje Asunción-Moscú, con unas dos escalas, en general en San Pablo y Lisboa, y una duración cercana a las 32 horas. “Esa es hoy la opción más accesible”, destacan. Sucede que partiendo de Paraguay -país que quedó fuera del Mundial- el costo por pasaje cae a $ 16.000 ida y vuelta, contra más de $ 25.000 de otras opciones.

En Almundo, en tanto, detallan que las consultas para ir al Mundial son de personas de 33 años en promedio y en un 67% por hombres. “También crecieron las reservas para volar en esas fechas a Madrid, Barcelona, Roma y Frankfurt. Es gente que va a ir al Mundial y que ya eligió el punto de entrada a Europa más económico, para luego ir contratando el resto de los servicios”, agrega Tomás Devescovi, gerente de Viajes de Atrápalo.
Aunque son minoría, también hay hinchas que, además de vuelos, compraron paquetes completos. Son esquemas con hotel en Moscú que incluyen todos los traslados entre esa ciudad y las sedes que finalmente toquen: arrancan en $ 65.000 por persona y pueden superar los $ 130.000, sin entradas.

Buscan así asegurarse también los costos del alojamiento, tema no menor teniendo en cuenta que sus valores tienden a crecer. Por ahora, en Moscú, todavía pueden reservase piezas dobles de 3 estrellas a desde $ 1.000 la noche y de 4 estrellas a partir de los $ 1.400.

La mayoría de las viajeros, dicen las agencias, piden financiarlo todo en 12 o 18 cuotas y prevén itinerarios que exceden el Mundial. “Además de ver los partidos, buscan conocer y visitar las ciudades. Es un destino que no se repite, así que la idea es aprovechar la oportunidad”, grafica Gastón Tudesco, gerente comercial de TTS Viajes, donde los viajes más demandados duran entre 7 y 14 días.
“Aunque se buscan paquetes, algunos consideran que conviene sacar aparte el hotel o hostel”, indica Julián Gurfinkiel, cofundador de Turismocity, portal que compara precios de más de 100 agencias. Y cuenta que, como en las fechas exactas de inicio y fin de la competencia las tarifas de vuelos suelen ser más altas, muchos tratan de evitarlas. Por ejemplo, llegando varios días antes o regresando después. “Partiendo de Asunción, en las últimas semanas se consiguieron pasajes por $ 14.000”, remarca Gurfinkiel.

Entre un público de mayor poder adquisitivo, al confirmarse la clasificación también se dispararon las reservas de las llamadas entradas de “hospitalidad”, que se venden por fuera del sistema masivo e incluyen servicios extras dentro y fuera del estadio. Son opciones VIP: las más baratas valen 850 dólares, más de $ 15.000.

“Se concretaron muchas ventas”, contaron en MundoReps, una de las agencias oficiales que las vende. “Con la clasificación la demanda explotó, ya vendimos más de 700, y esto recién empieza”, coincidieron en Tije Travel, otra de las firmas oficiales.

“Compran desde familias con hijos hasta grupos de ocho amigos donde cada uno se queda en Rusia por el tiempo que puede”, sumó Roberto Petti, socio gerente de Rotamund. “Tras el partido con Ecuador, en pocos días se vendió más que todo lo que se había vendido antes”, remarcó Pablo Salas, gerente de Ventas de la agencia 4Tourists.

La demanda, coinciden las fuentes, por ahora se concentra en la fase de grupos. Aunque algunos optimistas compraron considerando a los octavos de final. El sorteo se hace el 1 de diciembre y se espera desde entonces el pico de demanda, además de tarifas ya más altas y en ascenso.

 

Nicolás González sufrió como nadie con el último partido de la Selección Argentina en las eliminatorias al Mundial. Ese día, él también se jugaba el pase a Rusia 2018. “El partido con Ecuador fue terrible. Estaba en la casa de un amigo. Al día siguiente yo cumplía años. Cuando hizo el gol Ecuador se me vino el mundo abajo. No sabía qué iba hacer. Estaba teniendo el peor cumpleaños de mi vida”. contó Nicolás.

Sin embargo, al final, gracias a la magia de Leo Messi, que convirtió tres goles en esa noche inolvidable, la historia cambió y hoy este joven ingeniero de 27 años está preparando su viaje a la tierra del vodka. “Tenemos un Dios con la camiseta Diez que nos salvó y nos va salvar siempre”, agrega.

Nicolás aterriza en Moscú el 7 de junio del año que viene, una semana antes del comienzo del Mundial, que arranca el 14. “Me voy con ocho amigos. Es el primer mundial que voy a ver. Al Brasil 2014 no pude ir y me quedé con las ganas. Esta vez me doy la revancha”, acotó González, quien contó que el pasaje lo sacó por 8 mil pesos con una promoción y que el vuelo tiene una escala en Madrid.

El y sus amigos sólo compraron el pasaje de ida. “Aún no sabemos dónde vamos a vivir. Tampoco tenemos las entradas para los partidos”, agregó sin preocupación el joven ingeniero, que tiene la ilusión de ver los siete encuentros. “Tenemos un equipazo. Necesitamos un poco más de confianza. Somos los mejores”, alienta Nicolás, cuyo deseo es ver una final contra Alemania. “Esta vez les tenemos que ganar”, cerró.

Clarín

Compartir

Artículos recientes