10212017Headline:

‘Pastora’, una muestra de amor y fidelidad en Bernardo Larroudé


Desde hace unos cuantos años una perrita habita en el cementerio de Larroudé, justamente desde el día en que falleció su amo.

Este fiel animal estuvo en su velatorio, allá por el año 2009, y acompañó a su amigo hasta su última morada. Desde ese día jamás abandonó el lugar.

Se llama ‘Pastora’ y todos la conocen, porque no hay persona que no la haya visto deambular por el cementerio. Hace unos años un diario de la Capital Federal, había hecho una nota sobre lo que ocurría con este animal, y esa actitud de permanecer cerca de su dueño, adonde todos los días se la puede encontrar caminando por el lugar o durmiendo al pie del sepulcro de quien fuera su amo.

Un vecino de esta localidad, Roberto Saibene, se ocupa siempre de llevarle comida, y todas las mañanas lo vemos visitar el lugar para alimentar a ese fiel animal.

Consultamos al Saibene, quien no manifestó, que solamente una vez no pudo visitarle en todo éste tiempo, pero siempre y durante las mañanas, visita a ‘Pastora’ y le lleva la comida.

Asimismo Saibene agregó que alguna vez intentó traerla a su domicilio, pero ella cuando pudo regresó sola al lugar donde se encuentra su antiguo dueño.

Se la puede ver a la entrada del cementerio, o muchas veces echada al pié del sepulcro de quien fuera su amo, y que falleció en el año 2009. Una historia conmovedora y digna de destacar.

La Reforma

Compartir

Artículos recientes