09202017Headline:

Se venden los lujosos automóviles de Susana Giménez y Mirtha Legrand

Los Mercedes-Benz Clase S que pertenecieron a las dos grandes divas argentinas salieron a la venta. Ambas celebridades coinciden en su gusto automotriz: eligieron como vehículo de traslado el sedán lujoso más vendido de la historia. Los detalles de las unidades disponibles en el mercado local


El Mercedes-Benz Clase S es la expresión del lujo más refinado y mejor logrado de la automotriz alemana. Es el sedán premium más vendido de la historia. Sus catorce generaciones, desde su origen en la década del cincuenta, dan cuenta de la conversión de un hito atemporal. Su impronta, además de eterna, fue global. En la Argentina y en el mundo eran la representación del lujo distinguido. Capaz de emparentar a Susana Giménez y Mirtha Legrand, las dos grandes divas nacionales.

No es antojadizo entonces que el jet set local coincidiera en sus vehículos de traslado. La dinámica imperturbable de las cosas volvió a unirlas: las unidades que alguna vez pertenecieron a ambas celebridades salieron a la venta este año por plataformas de ventas online. Ambos Mercedes-Benz conservan la virtud de haber pertenecido a dos personalidades míticas del “show business” argentino y la naturaleza de ser ejemplares del lujo más acabado de la compañía germana.


Su seudónimo obedece a su esencia. La denominación Clase S se consolidó en 1972 como abreviatura del término “Sonderklasse”, una descripción que en alemán alude a un contenido “de otra clase” o “clase especial”: la validación de la búsqueda conceptual de esta joya. Un modelo que siempre persiguió la innovación: en cada nueva presentación elevaba el capital tecnológico, el equipamiento de confort y los niveles de seguridad.

El Mercedes-Benz de Susana es modelo 2005 y su kilometraje marca un recorrido de 66 mil kilómetros. En su publicación solicita un precio de 58 mil dólares a cambio de un ejemplar correspondiente a la generación W220 del Clase S, disponible con su versión Guard, un blindaje de fábrica con nivel de protección RB4 y neumáticos anti-pinchazos. El blindado de la “Su” monta un motor V8 5.0 con 306 caballos de potencia.
Su predilección por las creaciones del fabricante bávaro no es nueva: en agosto de 1991, había comprado por 90 mil dólares una cupé Mercedes-Benz dorada 500 SE. La misma inclinación que muestra Mirtha Legrand en sus preferencias automotrices, devota del diseño, el espíritu y el confort de los Clase S y Clase E.

La concesionaria Daniel Carbone Caballero publicó la venta de un Mercedes-Benz S 500, modelo 2006, que perteneciera como primera dueña a la reina de los almuerzos en televisión. El vehículo acusa 88.828 kilómetros de uso y enumera sus características: color negro esmeralda metalizado, interior de madera, asientos de cuero antracita, faros de xenón, techo eléctrico y cortinas laterales. “Es el mejor del mundo”, valoró -nostálgico- Nacho Viale sobre el Clase S de la “Chiqui”, en forma de tuit-respuesta al medio especializado Autoblog.
La unidad también pertenece la generación W220 del modelo y bajo su capó presume de una mecánica superior: equipado con un un motor V8 5.5 biturbo, eroga 388 caballos de potencia y desarrolla 530 Nm de torque. Después de ser el vehículo de traslado de Mirtha Legrand, pasó a manos de un ex presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA). Actualmente la agencia ubicada en el barrio porteño de Saavedra tasó el modelo en 860 mil pesos. Otra opción costosa para mezclarse con el jet set argentino, aunque sea a través de un automóvil usado.

Compartir

Artículos recientes