02172019Headline:

Un pampeano, en un escándalo por mensajes misóginos en la Facultad de Medicina de Córdoba

Un alumno pampeano de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Córdoba quedó envuelto en el escándalo por comunicaciones de un grupo de WhatsApp donde se observa violencia de género y declaraciones misóginas hacia estudiantes mujeres.

El domingo y ayer se viralizaron las capturas de pantalla atribuidas a un grupo de WhatsApp de profesores adjuntos y ayudantes de una cátedra de la Facultad de Medicina de la UNC, con mensajes misóginos y degradantes hacia las alumnas de la cátedra. Acompañando estos mensajes, también se dieron a conocer algunos casos de acoso sexual que supuestamente habrían ocurrido en esa misma cátedra y en otras.

Uno de los apuntados, según trascendió, es un estudiante pampeano que, además, es ayudante rentado de la cátedra de Anatomía.

Este martes el decano de esa facultad, Rogelio Pizzi, emitió un comunicado en el que aclara que hasta ahora no hay ninguna denuncia formal, pero que en conjunto con Hugo Juri, rector de la UNC, pedirán que se investigue el caso “de oficio”.

La furia comenzó a crecer en las redes sociales a medida que las imágenes y los diálogos de ese chat iban saliendo a la luz. A su vez algunas estudiantes sumaron testimonios relatando distintas situaciones de acoso y abuso sufridas en el aula.

“Que ganas de llorar, son lo mas asqueroso del mundo”, es una de los tantas respuestas que generaron las capturas de pantalla en donde se expusieron (con las iniciales) a cada uno de los miembros del cuestionado grupo de Whatsapp.

“Les mandé a la de camperita de jean del curso que estaba hermosa, y dije ‘qué ojete, mirá que le va a tocar esta manga de babosos’”; “Alumna. Pasan cosas en mi pantalón cuando la veo”; “Llenale la jeta de leche y después decidí que tal te cae…mirá las cosas que se pone a pensar este muchacho”, son algunas de las condenables frases que se leen entre los mensajes que docentes y ayudantes de cátedra compartían. Entre ellos analizaban y opinaban sobre los físicos de las estudiantes.

El comentario que mayor indignación causó fue una respuesta a un video que una alumna grabó y compartió fuera de la Facultad. Sobre esas imágenes, uno de los integrantes del grupo afirmó: “Qué hija de puta, imposible no tocarla borracha”.

Fuente Textual

Compartir

Artículos recientes